lunes, 14 de julio de 2014

Estadísticas de junio-julio en el Minor Planet Center

El pasado día 12 de julio, coincidiendo con la Luna Llena, apareció una nueva circular del Minor Planer Center; en esta ocasión apareció en ella, ¡por fin!, nuestro observatorio cuyo código es el Z71. Así es como aparecíamos listados en ella:
 


El observatorio con el código Z70 es el de mi compañero de Ponferrada, Jesús Valero. Más adelante se listan las observaciones que hemos obtenido y remitido, las cuales son estas:


la información contenida es la siguiente: número de código M.P.C., nombre del observatorio, ubicación (Aldea Moret), dirección postal, país y correo electrónico; en la segunda línea está el instrumento: un telescopio de 0.20 metros (20 cm) de abertura, a f/10 de tipo Schmidt-Cassegrain que trabaja con una cámara CCD y reductor de focal, empleando el Catálogo Estelar UCAC-4. El último bloque de datos informa del cuerpo (asteroide o planeta enano observado), el número de observaciones de cada uno de ellos y las noches que ha sido observado. Al final del todo, escritas entre corchetes, aparece el número total de observaciones (108), el número de asteroides o plantas enanos distintos seguidos (22), el número de descubrimientos (0) y el período temporal en el que trabajó: del 27 de abril al 7 de julio de 2014. Incluimos también los datos del nuevo observatorio Z70, que pertenece a Jesús Valero (Ponferrada, León) y también ha observado en el mismo período de tiempo.

Espero igualar o sobrepasar este número de observaciones para el próximo mes (bueno, si la meteorología lo permite).

viernes, 11 de julio de 2014

Fin de semana soleado

Esta mañana, como todas las mañanas, me levanté muy temprano; todavía era de noche y hacía algo de fresco, de manera que abrí todas las ventanas para que el frescor de la mañana enfriase un poco la casa. Se refrescó, naturalmente.
 
En el este apuntaba ya el Sol, promesa de un día caluroso; en el lugar casi completamente opuesto a la salida solar podía contemplarse la Luna, nuestro satélite natural, a punto de esconderse tras la distante Sierra de San Pedro. Tomé la cámara, le cambié el objetivo normal por el tele 500 mm y capturé unas cuantas fotografías antes de que se ocultase por completo. Esta es una de las imágenes:
 
 
es llamativo el disco anaranjado, debido a la atmósfera (efecto del aire y el polvillo en suspensión), y ovalado, debido a la refracción atmosférica, rozando ya las copas de los distantes árboles; la Sierra dista unos 20 km del observatorio, desde cuya cúpula tomé la instantánea, de manera que es normal que la montaña apenas si muestre detalles: pueden verse los cortafuegos y apenas algunos detalles de su arbolado desdibujados por la distancia y el aire.
 
Esta noche, cuando regrese del Planetario CETA-CYEMAT, procesaré algunas imágenes astronómicas que capturé en la última sesión y quedaron muy curiosas.

miércoles, 9 de julio de 2014

Galaxias del Cúmulo de Coma Berenices

Anoche, pese a la molesta Luna, pude tomar imágenes de planetas enanos y asteroides: concretamente de cuatro distintos, uno de los cuales es el tantas veces mencionado en esta campaña (136472) Makemake. Pues bien, al tomar una imagen muy prolongada (12 minutos de exposición) localicé no sólo al planeta enano (señalado con una flecha acusadora roja), sino que me encontré con arabescos no esperados debido a tres rayos cósmicos (marcados con rectángulos azules):



es curioso que un rayo cósmico termine en el silicio del chip de la cámara CCD formando "luz" fantasmal, pero ahí los tenemos: una línea recta y dos pequeños arcos. ¡Realmente fascinante!

Si no fuese porque he seguido, noche a noche, la trayectoria de Makemake alguien podría poner en duda que esa estrellita de magnitud 17.0 V es el planeta enano; para los que duden podemos insertar una imagen profesional de la misma zona (tomada de Aladin) en donde se ha estado "paseando" lentamente estas última semanas la cual, una vez girada 180º para poder compararla con la mía, aparece así:



si buscamos Makemake en la zona indicada por la flecha  veremos que no existe ninguna estrella de tal brillo en la zona; también tenemos un quasar (en la parte superior derecha), del cual he insertado sus magitudes B y V, así como una hermosa galaxia que llevo días siguiendo, por si se le ocurre a alguna supernova estallar. Se trata de LEDA 42937, una galaxia espiral, radiofuente para más señas, con dos hermosos brazos levemente curvados situada a 68.71 Megaparsecs (unos 224 millones de años luz). Esta zona, vista con más detalle y en color (imagen tomada de Aladin Lite) es preciosa:




pero como a mí me gusta aprovechar mis imágenes para extraer de ellas el máximo jugo, he procesado un poco la galaxia que aparece en mis tomas CCD para mostrar cómo podría ser su aspecto real; he obtenido el siguiente resultado:



las seis galaxias coloreadas de azul son mías mientras que las dos con su verdadero color, en la parte inferior izquierda, son originales: ambas son similares o parecidas; los detalles en ambas imágenes no son los mismos, ya que el tamaño de los telescopios es dispar, pero la esencia de la misma (forma, tamaño, aspecto, disposición de los brazos, inclinación...) se mantiene.

En fin, a ver qué sorpresas me depara el Firmamento esta noche...

lunes, 7 de julio de 2014

Actualización de datos y estado de cosas

Hace muy pocos días hablaba de las Estadísticas. Hoy vuelvo a traer el tema. Se ha publicado un nuevo número de las Minor Planet Circulars Supplement (M.P.S.) en el que se actualizan los datos y las observaciones realizadas por los distintos observatorios en activo, uno de los cuales es el nuestro. Pues bien, se dan a la luz las últimas observaciones que no fueron incluidas en la circular anterior con lo cual el número de las que actualmente constan en sus bancos de datos bajo el Código Z71 suben ya a 93:




con ello sobrepasamos, de lejos, las de muchos observatorios que también tienen dicho Código M.P.C. No es que participemos en una carrera, ¡por supuesto que no!, pero sí somos serios: hemos solicitado el Código para poder colaborar en la astrometría/fotometría de Cuerpos Menores y no sólo para presumir de tenerlo. Punto.
 
Al analizar dichos datos comprobamos, ahora sí con sorpresa y satisfacción, que somos de los pocos observatorios no profesionales que están siguiendo planetas enanos, por ejemplo (136472) Makemake; y si no veamos quiénes han obtenido y remitido observaciones de dicho cuerpo desde que comenzó el verano:




¡Sorpresa, sorpresa! Sólo el observatorio I41 Palomar Mountain-PTF, también llamado Palomar Transient Factory (PTF), que es un survey (búsqueda de objetos) automático de muy amplio campo (7.8 grados cuadrados en cada imagen CCD), dotado de un telescopio de 1.22 metros de diámetro (el famoso Samuel Oschin telescope, una cámara Schmidt de 48 pulgadas de abertura), está siguiendo tan lejano cuerpo menor; al examinar los datos comprobamos, con sorpresa, que vamos alternando las observaciones: ahora tú, ahora yo, ahora tú, ahora yo... Nos sentimos orgullosos de poder codearnos con los grandes con un modesto telescopio catadióptrico de 20.3 cm de abertura, pero como ya sabemos El tamaño no es lo que importa... lo que importa es cómo se sabe utilizar lo que se posee.

Con respecto al presunto nuevo objeto FVB0001 no tenemos más noticias: hemos tenido días nublados, con una humedad muy alta, de manera que no hemos podido continuar trabajando; confiamos en que esta noche, pese a la Luna, podamos apuntar a la zona de (136472) Makemake para continuar capturando su lento movimiento entre las estrellas. Hemos analizado las cuatro imágenes y en las cuatro aparece el objeto como una "estrella" que mide 3 x 3 píxeles: no parece un píxel caliente, salvo que se tratase de una confabulación de píxeles; la ampliación de las imágenes (x2 las de arriba y x3 las de abajo) es esta:


El objeto, aunque puntual, no tiene del todo el aspecto de ser un asteroide... Como el Minor Planet Center no ha dicho nada (negativo o positivo), ni tampoco parece que nadie le haya observado, tendremos que seguir esperando a ver si el observatorio Palomar Mountain-PTF lo confirma... Seguiremos informando.
 

domingo, 6 de julio de 2014

FVB0001, ¿mi primera falsa detección?

En la noche del 4 de julio de 2014, a pocas horas de que los ciudadanos norteamericanos lanzasen cohetes y petardos/bombas para celebrar su famosísimo Independence Day, yo seguía de manera rutinaria el planeta enano (136472) Makemake como vengo haciendo laboriosamente desde el pasado mes de junio. Debido a que estaba entrando otro frente (raro y fresco verano estamos teniendo) sólo pude tomar cuatro imágenes antes de cerrar la cúpula: número suficiente para obtener mediciones astrométricas y fotométricas que remitir al M.P.C., así que me fui a la cama tan contento por el trabajo bien hecho. Pero al siguiente día, cuando analicé las imágenes, me encontré con una sorpresa inesperada: en el mismo campo aparecía una estrella de magnitud 15.7 que no recordaba haberla visto en noches anteriores (no, tampoco hoy había ninguna supernova en la débil galaxia situada en la zona derecha del campo). Hice un apilado de las imágenes, para ver el resultado final, y esto fue lo que obtuve:

 

en el círculo azul podemos ver perfectamente el planeta enano (de magnitud 17.0 V) mientras que en el rectángulo... En el rectángulo podían apreciarse cuatro estrellitas que se habían desplazado levemente en los diecisiete minutos que transcurrieron entre la primera y la última fotografía. ¡Porras, parecía un asteroide! Demasiado bueno como para ser cierto. Comprobé qué cuerpos había en la zona que capturé: aparte del planeta enano no había nada conocido. ¿Sería un nuevo cuerpo? Volví a las imágenes individuales: en cada una de ellas aparecía un puntito y no una línea (lo que descarta que fuese un rayo cósmico travieso), así que las apilé nuevamente con la idea de examinarlas con mucho más cuidado; esto fue lo que conseguí:

 
el planeta enano podía verse perfectamente en el lugar en donde debería estar (dentro del círculo azul), pero más al sur... cuatro estrellitas levemente desplazadas ¡Imposible! Analicé las imágenes a través de la ventanita Object Verification para comprobar el resultado; el presunto asteroide (panel de la derecha) tenía una FWHM -tamaño aparente debido a la turbulencia atmosférica- similar al del planeta enano (panel de la izquierda), una relación señal/ruido elevada e incluso el ajuste (fit) parecía bueno, como vemos en la imagen, pero uno aparecía completamente puntual y el otro alargado:
 
 
en fin, siguiendo la máxima de William Herschel (Todo lo que brille, hay que anotarlo) obtuve las mediciones de posición y brillo, bauticé al presunto con tres letras (FVB) y cuatro números (0001) y las remití al M.P.C. en el formato normalizado por si servían para algo, alguien podía comprobar su posición/brillo o si finalmente sólo era una falsa detección (mi primera 'metedura de pata' asteroidal):
 
 
sé que otro en mi situación debería estar lanzando cohetes, como los jóvenes y patriotas norteamericanos en su Independence Day, pero soy extraordinariamente desconfiado, demasiado novato en esto de buscar y seguir asteroides, tengo un pálpito negativo (¡siempre hay tiempo de alegrarse si se confirma que es nuevo!) y todavía necesito analizar en profundidad las imágenes en las que se aprecia el cuerpo FVB0001 antes de celebrarlo. Seguiré informando, naturalmente.
 

jueves, 3 de julio de 2014

Las estadísticas han demostrado que las estadísticas se equivocan...

Solía decir mi profesor de Filosofía, en C.O.U., una frase que se me grabó en la mente para siempre: "Las estadísticas han demostrado que las estadísticas se equivocan", lo cual es una grave contradicción porque si es cierto, están erradas y si están erradas, es cierto... ¡Qué lío, damas y caballeros!
 
Dejando la Filosofía a un lado vamos a las frías cifras. Un rápido vistazo a la página web del Minor Planet Center, más que nada por comprobar si ya han publicado todas mis mediciones astrométricas/fotométricas de planetas menores obtenidas en junio, me demostró que las estadísticas ni estaban equivocadas ni mentían (no al menos en este caso). Vamos al lío.

Un vistazo a la imagen siguiente pone de manifiesto que son ya 71 las mediciones obtenidas por este humilde astrónomo que han sido incluidas en sus bancos de datos:





esta cantidad, setenta y una mediciones astrométricas, es superior a la obtenidas por  bastantes observatorios astronómicos en toda su carrera. Y es que hay asteroides para dar, tomar, regalar y aburrirse, tal y como podemos ver en la siguiente figura que representa el cielo cacereño para esta noche (3 de julio de 2014):



como podemos observar el número de cuerpos menores hasta la magnitud 17.5 V, que es la que más o menos puedo alcanzar sin demasiados problemas, es inmenso...

En fin, tengo que dejaros amables lectores: voy a encender la CCD y ponerla a enfriar, voy preparando la carpeta y los darks/flats para comenzar a capturar nuevos asteroides dentro de un rato; y es que quiero demostrar que las estadísticas, muchas, muchas veces, dicen la pura, fría y sacrosanta verdad.

martes, 1 de julio de 2014

Observaciones de todo tipo (¡pero de todo, todo!)

Antes de que llegase el frente frío a la Península Ibérica he tenido tiempo de tomar montones de imágenes: no todas son de asteroides, ¡faltaría más!: algunas son de cúmulos globulares. Pues sí, otro cúmulo globular más.
 
En la imagen que adjunto podemos ver dos paneles: el derecho corresponde a una imagen CCD obtenida con mi modesto equipo (del que ya hablamos hace algunos días) del cúmulo globular NGC 4147, el izquierdo es una imagen profesional tomada con un telescopio grande. Ambas se pueden comparar sin esfuerzo porque son prácticamente idénticas (salvando la distancia existente entre un telescopio de aficionado y uno profesional grande, grande):
 


La imagen profesional contiene una secuencia de estrellas (numeradas de S1 a S21) que permiten realizar fotometría de las distintas estrellas componentes del cúmulo, por ejemplo sus estrellas variables; dicha secuencia, parte de la cual he copiado en mi propia imagen, también me puede servir para saber hasta qué magnitud límite he llegado con una exposición de 600 segundos: cerca de la 19 en banda V.

Y dado que mi telescopio es capaz de llegar tan profundo y tan lejos no he podido resistirme a la tentación de capturar el planeta enano (136472) Makemake durante dos noches distintas (29 y 30 de junio de 2014) para mostrar su lento movimiento aparente; el resultado queda así:
 



















Y es que un telescopio pequeño, en buenas manos, es mucho mejor y produce mejores resultados que uno grandíiiiiiiiisimo en torpes extremidades...